viernes, 17 de abril de 2009

Para un programa «mínimo» de causas que acoger. Para construir una sociedad más justa e igualitaria

Economía

• Apoyar y urgir el cumplimiento de los «objetivos del milenio», particularmente en la erradicación de la pobreza y del hambre, y en la superación de la clamorosa desigualdad económica.
• Reformar los organismos económicos internacionales, que perpetúan la opresión sufrida por los países pobres por los países ricos. Democratizarlos, para que puedan gobernar la globalización asegurando la participación y el desarrollo de los pueblos más desfavorecidos.
• Presionar para que sea suprimida o condonada progresivamente la ilegítima Deuda Externa iniciada en los años 70, que ya ha estado bien pagada.
• Fomentar y respaldar a las medianas y pequeñas empresas frente a las multinacionales y transnacionales; las primeras crean proporcionalmente más lugares de trabajo digno, violan menos los valores culturales de los pueblos y facilitan más la convivencia social y la dignidad de las personas.
• Establecer un impuesto sobre las transacciones financieras internacionales inspirado en la Tasa Tobin para controlar el movimiento de capital y combatir los paraísos fiscales, limitando el secreto bancario.
• Fomentar la soberanía alimentaria de los pueblos y proteger la agricultura autóctona y de los pequeños campesinos.
• Responsabilizar socialmente a las empresas por medio de cláusulas sociales efectivas, y no con efectos de imagen publicitaria de cara simplemente al mercadeo.
• Luchar contra la privatización del patrimonio público y de los bienes comunes básicos.
• Establecer límites concretos máximos a la propiedad rural (latifundio) y a la propiedad urbana inmobiliaria, una auténtica reforma agraria y urbana.
• Luchar por la expropiación del latifundio, y prioritariamente las propiedades del capital especulativo volátil y el capital usurero de los bancos.

Ecología

• Cambiar de mentalidad en la forma de percibir la naturaleza y de relacionarnos con ella.
• Defender como bien de la naturaleza y como bien común social de la Humanidad las fuentes de agua.
• Preservar la selva, los bosques, las distintas formas vegetales; no dejar a Gaia sin estos recursos necesarios para autocontrolar su equilibrio, que además va en beneficio nuestro.
• Salvar la biodiversidad, actualmente en grave destrucción.
• Limitar la producción de basura, de plásticos no biodegradables... Sustituir las socorridas bolsas de plástico, por otras de un material biodegradable.
• Reciclar siempre que se pueda: contra la cultura de lo desechable y la dilapidación de recursos, educar a la infancia y a la juventud en el ejercicio diario de esa práctica.
• Cambiar el modelo energético. Luchar decididamente contra la emisión de CO2 y la quema de combustibles fósiles. Apoyar las energías renovables y alternativas.
• Combatir el uso de los agrotóxicos y el monocultivo en gran escala de la soja, caña de azúcar, eucalipto, algodón... Combatir a las empresas transnacionales que quieren controlar las semillas, la producción y el comercio agrícola (Monsanto, Syngenta, Cargill, Bunge, ADM, Nestlé, Basf, Bayer, Aracruz, Stora Enso...).
• Oponerse a la minería que deforesta, destruye y envenena inmensas superficies terrestres.

Transformación política

• Poner al ser humano y todas las formas de vida como el centro de un nuevo orden mundial.
• Favorecer que los sectores sociales puedan construir un proyecto popular que afronte el neoliberalismo, el imperialismo y las causas estructurales de los problemas que afectan a nuestros pueblos.
• Defender hasta las últimas consecuencias la democracia total: política, económica, cultural...
• Defender el Estado, frente al «Estado mínimo» neoliberal, y frente al Estado totalitario, como instrumento de equilibrio social que no deje el campo libre al poder financiero y de las multinacionales.
• Fomentar el ejercicio democrático de la ciudadanía en los varios aspectos de la vida pública.
• No conformarse con elegir o apoyar las opciones de izquierda manteniéndonos indefinidamente dentro del sistema capitalista... No perder de vista la Utopía del «cambio de sistema» (no sólo cambio de gobierno). Seguir creyendo y militando a favor de la necesaria Revolución social...
• No perder de vista la Utopía política socialista. Aprender de las experiencias históricas del pasado. Luchar por un socialismo «nuevo».
• Apoyar las transformaciones sociopolíticas actuales. No utilizar las dificultades, los posibles defectos o exageraciones como excusa o pretexto para una pretendida neutralidad o una decepción.
• No perder ocasión para ayudar a la transformación de la mentalidad de las personas que nos rodean. Creer en la fuerza de las ideas para transformar en el mundo. Participar, expresarse, compartir, dialogar, «dar razón de la propia esperanza política», «oportuna e inoportunamente», con una vida comprometida y coherente. Realizar efectivamente una «militancia ideológica».

Derechos humanos

• Defensa universal de los derechos humanos, en sus tres generaciones.
• Defender la educación universal. Defender que los pobres tengan acceso a la enseñanza básica, gratuita y de calidad. Erradicación del analfabetismo.
• Luchar por la democratización de los medios de comunicación, ayudar a la formación de la conciencia crítica y política, y a la valoración de la cultura del pueblo.

Culturas y religiones

• Fomentar siempre el respeto a las identidades.
• Fomentar el diálogo de culturas.
• Defender los derechos de los pueblos aborígenes.
• Respetar el derecho de movilización y emigración, sobre todo por causa de sobrevivencia.
• Asumir una actitud de respeto igualitario a todas las religiones.
• Erradicar en cada uno de nosotros, y fomentar en todas las religiones su transformación mental: la de superar y abandonar su fundamentalismo, la pretensión de superioridad sobre las demás, el exclusivismo y hasta el inclusivismo, el proselitismo, la violencia...
• Apoyar y urgir a una posible «Alianza de Religiones por la Justicia, la Paz y la Salvación del Planeta».
• Apoyar la difusión del esperanto, como única lengua que nos iguala a todos, sin privilegios, y ahorra energías sin cuento para la humanidad.

Diversidad

• Aceptar la diversidad de razas en igualdad.
• Asumir la causa de la transformación de la sociedad en la línea de la igualdad de género.
• Aceptar sin discriminación toda diversidad natural.

Modo de vida personal

• Combatir en nosotros mismos el consumismo (en el uso del agua, alimentos, vestido, vehículos...).
• No transigir con el despilfarro.
• Apoyar la «Banca ética» renunciando a reproducir en la propia economía familiar la «búsqueda del mayor y más rápido lucro a cualquier precio»...

Mundialización y Paz

• Suprimir el antidemocrático «veto» de los privilegiados socios fundadores de la ONU, y equilibrar la representación.
• Apoyar el Tribunal Penal Internacional, y el sometimiento de todos los Estados a un régimen común, sin privilegios, sin Estados forajidos.
• Apoyar la Alianza de Civilizaciones, frente al choque de civilizaciones.
• Crear un Movimiento Interreligioso por la Paz.
• Mundializar verdaderamente la conciencia de la Humanidad: reconocer lo que efectivamente somos: un único país, una familia, un hogar, un mismo fenómeno global de la vida, una misma nave espacial en trance de perdición o salvación...
• Caminar hacia una Asamblea mundial de los Pueblos.
• Promocionar las políticas de desarme y de disminución del gasto público militar, con la prohibición del comercio de armas, especialmente aquel que sirve para mantener conflictos armados.
• Construir cada día la Paz...
(Anote usted más...)