miércoles, 1 de octubre de 2008

Mayor participación femenina en el sínodo de la Palabra

El Papa nombra a 25 mujeres


La Santa Sede ha anunciado el nombramiento por parte de Benedicto XVI de 25 mujeres, 6 como expertas y 19 como auditoras, para el próximo Sínodo de los Obispos sobre la Biblia que se celebrará el próximo mes de octubre en Roma.

Con estos nombramientos, este sínodo, que lleva por tema "La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia", tendrá la más alta participación femenina en la historia de esta institución eclesial.

Entre las seis expertas, la mayor parte de ellas profesoras de Sagrada Escritura, hay dos italianas, una norteamericana, una española, una francesa y una nigeriana.

La americana Sara Butler, es miembro de las Siervas Misioneras de la Santísima Trinidad, y enseña teología dogmática en el St. Joseph's Seminary en Yonkers (Nueva York).

Es doctora en Filosofía y fue asesora de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos sobre la cuestión de la ordenación de mujeres. El Papa Juan Pablo II la hizo miembro de la Comisión Teológica Internacional en el año 2004.

La española Nuria Calduch-Benages, religiosa de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret,enseña desde hace casi 20 años Sagrada Escritura en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Colabora también con la Federación Bíblica Católica (FBC) y con varias instituciones teológicas mundiales.

Bruna Costacurta, italiana, también es profesora de la Gregoriana, y se doctoró en ciencias bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma. Ha sido miembro del Consejo de Presidencia de la Asociación Bíblica Italiana y de la Oficina Nacional de Catequesis de la Conferencia Episcopal Italiana.

La otra italiana es la monja trapense Germana Strola, del monasterio de Vitorchiano (Italia), autora de varios comentarios a los salmos y otros pasajes bíblicos. Ha sido la primera monja contemplativa en doctorarse en el Pontificio Instituto Bíblico, con una tesis sobre los salmos 42-43.

Otra doctora por el Pontificio Instituto Bíblico, la primera mujer africana en conseguirlo, es Mary Jerome Obiorah, miembro de las Hermanas del Inmaculado Corazón de María y actualmente profesora de Sagrada Escritura en la Universidad de Nigeria y en el Seminario Mayor de la archidiócesis de Onitsha (Nigeria).

Por último, el Papa nombró también a la francesa Marguerite Lena, de la comunidad "San Francisco Javier", comunidad de vida consagrada fundada por Madeleine Daniélou para la formación de los jóvenes. Lena es actualmente profesora de Filosofía en el Studium Notre Dame de l'Ecole Cathédrale (París).

Auditoras

Por otro lado, el Papa nombró a 19 mujeres como auditoras del sínodo. Entre ellas hay dos africanas, cuatro de Europa del Este, dos americanas, tres asiáticas y ocho de Europa Occidental (de entre ellas 4 italianas).

La mayor parte de ellas son superioras de órdenes religiosas femeninas con sede en Roma, y representantes de religiosas a nivel regional e incluso mundial, como Louise Madore, FdLS, Presidente de la Unión Internacional de las Superioras Generales.

También hay cuatro representantes de movimientos laicales, entre ellas Maria Voce, actual presidenta de los focolares, y Michelle Moran, Presidenta del Consejo de la Renovación Carismática.

Destaca también la presencia de una profesora de Bellas Artes rusa, Natalja Fedorova, así como de una profesora alemana de filosofía de la Religión, Hanna-Barbara Gerl-Falkowitz, y de dos mujeres presidentas de Asociaciones Bíblicas, Agnes Shun-Ling Lam (Hong Kong) y Teresa María Wilsnagh (Sudáfrica).