domingo, 21 de octubre de 2007

LEER LA BIBLIA DESDE LA VIDA

DESPERTAR LAS SEMILLAS


Escuela
de Animadores Bíblicos

Barcelona - Período 2004 - 2008

1. El Equipo es fundamental. Un equipo bien conjuntado, animado y creativo: ¡Itinerante!

Se ha impuesto desde la práctica la importancia de un Equipo que sueña, reflexiona, se cuestiona, provoca y rotura esperanzas, propone cursos, temas, núcleos generadores a personas, grupos, comunidades, parroquias, instituciones... ¡que tiene, en una palabra, la audacia de la propuesta! Proponer: a laicos y laicas, sacerdotes, religiosos y religiosas, tanto por medios oficiales de información como por folletos más informales o por los caminos de la cercanía, de la amistad, de tomar un café juntos ... y de aquellos mensajes al pie del oído.

Alguien dijo: "dadme un punto de apoyo y moveré el mundo". De igual manera podríamos decir: "dadme un Equipo Bíblico que sueña y trabaja juntos y os pondré una ciudad en movimiento". Parafraseando el Evangelio: "No se puede esconder un Equipo que trabaja, sueña y apuesta en animar con la Palabra de Dios el mundo, en poner la Palabra de Dios al servicio del pueblo, de los pobres, de los marginados, de los inmigrantes, de las comunidades religiosas, de los que no cuentan..." (cfr Mt 5,12-16). Un Equipo así tiene la fuerza y la alegría de la luz , el vigor y la vitalidad de la sal y el testimonio de la ciudad . Imágenes que el mis mo Evangelio pone ante nuestros ojos.

2. Una Gran Causa viva y actual, la Pasión por la Palabra de Dios.

Creo que algo fundamental intuyó el CPT en la línea de la DV del Vaticano II a respecto de la Animación Bíblica , aunque hay lugares donde todavía no ha llegado a cuajar o no ha encontrado todos los cauces para llegar al corazón del pueblo... Aún quedan horizontes y océanos para surcar en la Animación Bíblica hasta que fermente toda la masa (Lc 13,20-21).

3. Metodología dinámica, creativa y participativa

Es necesario invertir fuerte y renovar la metodología bíblica con cariño y creatividad y no apenas usando algunas dinámicas para hacerlo más atractivo. Alguien dijo que "el medio es el mensaje".

Constato que el desafío de la metodología ha sido enfrentado por muchas personas y grupos en lugares y continentes diferentes. Se han roturado campos y abierto cauces. Los resultados conseguidos en otros lugares nos animan a apostar con fuerza y dedicar a dicho objetivo: tiempo, estudios, esfuerzos, creatividad, ilusión. La apuesta bien vale la pena.

4. Proceso permanente de enseñanza - aprendizaje

Iniciar o potenciar un proceso permanente de enseñanza - aprendizaje tipo "discipulado" en la Escuela de la Palabra , donde todos y todas se sienten discípulos y discípulas en la cátedra del único Maestro, Cristo (Mt 23,1-12) y al mismo tiempo, se sienten protagonistas de su historia y de la Historia del mundo, convencidos de que otro mundo es posible . Un mundo para todos y todas: inclusivo, humano, fraterno, justo, igualitario, en Paz.

La Animación Bíblica de toda la Pastoral quiere que toda persona sienta sed de la Palabra de tal manera que llegue a sentir la necesidad de "rumiar día y noche la Palabra " (Salmo 1) y sentir Sed de una experiencia que cuanto más se sacia, más sediento se queda (Am 8,11), poniendo a la gente en aquella dinámica que conduce a la Vida , para que tengan Vida y la vivan a pleno pulmón (Jn 10,10).

5. Grupos - Comunidades de profundización permanente

Crear grupos-comunidades de profundización permanente de la Palabra de Dios, polarizados por el Evangelio de la Vida. Insistiendo a tiempo y a destiempo, dedicados a profundizar un libro del Antiguo Testamento y otro del Nuevo, alternativamente, de manera complementaria, unitaria, en su continuidad y discontinuidad, en su diversidad de enfoques, de géneros literarios, de experiencias, de vida, de procesos...

Que bueno sería si a partir de intereses concretos de grupos, comunidades y parroquias hiciéramos brotar el interés por conocer y descubrir el océano inmenso e inconmensurable de la Palabra de Dios, animando a navegar por él, cada día con mayor confianza y familiaridad a todos los agentes de pastoral, profesores, animadores de la liturgia, catequistas, educadores de tiempo libre...

En fin, que aquellas personas que nos encuentren descubran que el Servicio de la Palabra nos cautiva de tal manera que no podemos menos de confesar con Pablo: ¡Ay de mí si no anunciare el Evangelio ! (1 Cor 9,16). Todos somos responsables de todos y mutuamente del crecimiento en la fe de nuestros hermanos y hermanas y de dar razón de nuestra Esperanza a los que nos lo pidan (1Pd 3,15).

6. Crear Equipos de Animación Bíblica y Coordinación: ¡Ser compañeros de camino!

En la Animación Bíblica un puesto clave corresponde a los Equipos. Ojalá que se pudieran crear Equipos de dos o tres personas en cada parroquia o arciprestazgo que pudieran iluminar con la Palabra de Dios allí donde se cuecen los problemas pastorales, y salir al encuentro de las personas que encuentran dificultades en la lectura de la Biblia , como lo hizo Felipe en el camino con aquella persona que leía el profeta Isaías y no acababa de entender lo que leía (Hch 8,26-40).

O aquella otra historia de los Hechos, referida a un gran conocedor de las Escrituras: Apolo. En Éfeso, se pone a enseñar con gran fervor y esmero lo referente a Jesús. Pero dado que en algunas cosas estaba aún en mantillas , al oírle Priscila y Alquila, le tomaron consigo y le expusieron más exactamente el Camino (Hch 18,24-28). También hoy hay matrimonios que se dedican al anuncio de la Palabra a lo largo y ancho de todos los continentes.

7. Encuentros periódicos de Animación Bíblica

Para la Formación de Animadores Bíblicos es importante tener encuentros periódicos donde nos encontramos y podemos compartir experiencias, dificultades, sueños, desafíos, caminos, expectativas, esperanzas y alegrías.

A lo largo de 2004 -2005 hemos tenido Encuentros Bíblicos cada dos meses sobre el Evangelio de Marcos, donde hemos privilegiado el conocimiento de los participantes, la metodología, la oración y el adentrarnos poco a poco por ese Evangelio tan cautivador y provocador.

Esto permite tener otros Encuentros más frecuentes a nivel local, por ejemplo, en ritmo semanal, quincenal o mensual.

8. Ministerio de Animador Bíblico

Ha llegado la hora de soñar un "ministerio" de Animador o Animadora Bíblicos que tengan la preocupación constante por animar y ser fermento de la Palabra a partir de las realidades cotidianas y capaces de crear la Pasión por la Palabra , de hacer descubrir el arte de la Revelación de un Dios que habló y continúa hablando en todas las lenguas y maneras diferentes de comunicarse y entenderse que hay en el mundo.

9. Mística de la Animación Bíblica

Digamos una palabra sobre la mística que caracteriza la Animación Bíblica. Su característica clave es eminentemente evangélica y profética a la vez, aprendiendo y viviendo aquella extraña Sabiduría que se encierra en el tesoro del Reino revelado a los Pequeños (Mt 11,25-27; Lc 10,21-22) y en el camino de la Cruz (1Cor 1,10-31).

Eso requiere entrar en una dinámica de crecimiento y vivencia permanente de la fe y del compromiso que como árbol plantado al borde del arroyo enfrenta sequías y conflictos y da fruto en su sazón, proclamando día y noche que el Señor es Justo (Salmo 91).

10. Involucrar la Comunidad y dedicar medios y esfuerzos prioritarios.

El objetivo de la Animación Bíblica no es sólo llegar a los animadores, catequistas, profesores de religión... Es necesario llegar, fortalecer y animar toda la comunidad parroquial en todas sus dimensiones y actividades. La Animación Bíblica debe recorrer toda la Pastoral de norte a sur, y de este a oeste.

Hay ya semillas plantadas, aunque no hacen ruido al crecer y por eso nos cuesta verlas. Importante es ver cómo potenciarlo al máximo teniendo oídos para oír los gritos y gemidos de los que sufren y teniendo ojos y corazón misericordiosos para salir al encuentro con manos abiertas y acogedoras (Lc 6,36; 10,25-37).

Es necesario dedicar también medios y recursos, como el correo electrónico, una página WEB donde compartir experiencias, o a través del folleto periódico: " Despertar la semillas: Ecos de la Palabra " donde se van canalizando las aportaciones como afluentes que hacen correr como un río la Vida y la Palabra.

Ya han salido varios números y se irá andando en la medida de nuestras fuerzas pensando en cómo animar, y coordinar todo el Proceso de Animación Bíblica.

Esto lo iremos llevando a cabo en la medida de nuestras fuerzas, pensando cómo animar y coordinar todo el Proceso de Animación Bíblica de la Pastoral.