miércoles, 3 de octubre de 2007

Algunas intervenciones en la V Conferencia de Aparecida

En torno a la Lectura orante de la Biblia



Intervención - Conferencia Episcopal de Honduras

La Lectio Divina como nuevo dinamismo de la Pastoral

La actitud del discípulo es la actitud de María, la hermana de Marta, sentada a los pies del Maestro escuchando su palabra. Nuestros bautizados tienen muy poco tiempo para la escucha. Una nueva Pastoral Bíblica será el camino para que nuestros fieles crezcan en la Fe y sientan el gusto por la misión”.

Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga
Arzobispo de Tegucigalpa

Intervención - Conferencia Episcopal de México

“En particular se debe insistir en:

La necesidad del proceso de iniciación cristiana para niños, adolescentes, jóvenes y adultos partiendo del anuncio kerigmático y llevándolo a la constante escucha de la Palabra de Dios: el discípulo de Cristo atiende a su Maestro, es oyente de la Palabra. Aprende a ver la realidad con los ojos del Padre y se capacita para la lectura e interpretación de los Signos de los tiempos. Así descubre la Voluntad del Padre y se dispone para cumplirla”.

Mons. Carlos Aguiar Retes
Obispo de Texcoco

Intervención - Conferencia Episcopal de Guatemala

“Si las parroquias son tan grandes, "cómo lograr conocer realmente a Cristo, para poder seguirlo y vivir con El, para encontrar la vida en El y para comunicar esta vida a los demás, a la sociedad, y al mundo?"Cuál es la mejor experiencia comunitaria que tenemos en América Latina de educación al pueblo en la lectura y meditación de la Palabra de Dios y que ella se convierta en su alimento para que por propia experiencia vean que las palabras de Jesús son Espíritu y Vida?"( Benedicto XVI, discurso inaugural)”.

Mons. Álvaro Leonel Ramazzini Imeri
Obispo de San Marcos

Intervención - Conferencia Episcopal de El Salvador

“La escucha de la Palabra es la sexta prioridad; la séptima es el anuncio. De hecho se puede decir que el camino trazado en las siete prioridades empieza esta última.

10.- Hans Urs van Baltasar, señala que toda palabra tiene que ver con la Palabra. Toda la Escritura trata de la Palabra, Hijo Único del Padre, Dios y Hombre Verdadero, que se encarnó y sufrió por nosotros. El contacto con la palabra escrita es necesario para entrar en comunión con Jesucristo.

La formación de los presbíteros en el estudio de la Sagrada Escritura es primordial; pero también es esencial el conocimiento y uso de la Biblia por parte de los fieles. Esto es más importante que nunca en la actual situación en la que tantos malinterpretan y confunden el mensaje de la Biblia. Las sectas y los protestantes fundamentalistas están ganando adeptos entre los católicos que tienen poca formación bíblica. Hay un hambre de la Palabra de Dios que no estamos satisfaciendo y que requiere la combinación de estudio del texto con la meditación del mismo. La Lectio divina es practicada por más fieles actualmente que nunca en la historia de nuestra Iglesia en El Salvador. Todos, incluso los obispos tenemos que incorporar en nuestra espiritualidad la escucha de la palabra para que nuestro anuncio de la misma tenga integridad y resonancia testimonial”.

Mons. Fernando Sáenz Lacalle
Arzobispo de San Salvador

Intervención - Conferencia Episcopal de Costa Rica

“Impulsar procesos sistemáticos de formación para los laicos, enseñando la lectio divina de la Sagrada Escritura y la Doctrina Social de la Iglesia”.

Mons. José Francisco Ulloa Rojas
Obispo de Cartago

Intervención - Conferencia Episcopal de Nicaragua

“Esperamos una iglesia que dé respuestas a los retos que presenta el secularismo, el subjetivismo y el relativismo. Se hace necesario un nuevo perfil sacerdotal latinoamericano, volviendo a la lectura orante de la Biblia y potenciando la catequesis para lograr la tan anhelada misionariedad y ministerialidad de la iglesia”.

Mons. Leopoldo José Brenes Solórzano
Arzobispo de Managua

Intervención - Mons. José Dolores Grullón Estrella

“Proponemos que la lectio divina , como ha insistido el Santo Padre, sea un método privilegiado en nuestras comunidades y familias para impulsar la lectura orante y comprometida de la Palabra de Dios.”

Mons. José Dolores Grullón Estrella
Obispo de San Juan de la Maguana
República
Dominicana